El Campiña de Tarifa se alza con el premio de la III Feria de las Ciencias

0
486

La III Feria de las Ciencias instalada en el pabellón deportivo del IES Baelo Claudia ha sido un contenedor de creatividad y trabajo en equipo. La muestra escolar ha cerrado sus puertas con la publicación del trabajo ganador, que ha recaído en el colegio rural Campiña de Tarifa. En la costa de Bolonia y en la campiña de Tahivilla si algo sobra es luz, por eso nada mejor que atraer al aula las aplicaciones de la energía que genera el astro rey. Y aunque la Feria de las Ciencias se ha celebrado a cubierto, los escolares de la campiña tarifeña han encontrado sustitutos, sólo temporales y con foco eléctrico en mano han demostrado la aplicación de la energía fotovoltaica. El proyecto de las aulas de Bolonia y Tahivilla, enmarcadas en el Colegio Rural Campiña de Tarifa, ha sido seleccionado para participar en la próxima edición de Diverciencia.

Este año cada centro escolar ha escogido preferencias para demostrar que la física y la química están en el día a día de la cosas. El colegio Nuestra Señora de la Luz han invitado a probar “experimentos al minuto”. Reproducciones de circuitos eléctricos aplicados a juegos y experimentos con masas y líquidos ha abundado en su expositor.

El Divina Pastora, inmerso en el proyecto “Innicia Intercentros” ha demostrado de nuevo las aplicaciones de las algas en el tratamiento de la piel. Llevan años compartiendo procedimientos con la sección tarifeña de la Educación Permanente para aprender a extraer principios activos de las algas que recogen en la playa. Jabones y otros productos derivados del extracto de algas no tienen secretos para ellos.

El Guzmán el Bueno, participante en el “Innicia Intercentros” de la Cultura Emprendedora, ha explicado claves para descubrir el potencial de las algas. Eso sin pasar por alto la aplicación energética de la fuerza del viento, convertida en energía limpia y no contaminante que movía maquetas de molinos y construcciones.

En el Almadraba el acento este año se ha puesto en las “Mujeres y niñas con ciencia”, un muestrario que da cuenta de la historia menos contada de científicas y descubridoras.

El instituto Baelo Claudia, a partir de elementos presentes en la dieta diaria como la leche,  los alumnos han desplegado distintos experimentos que captaban la atención de los visitantes.

El Virgen del Sol ha apostado por el reciclaje y la reutilización de materiales para desplegar todo un catálogo de juegos. Han propuesto reciclar jugando o reciclar para jugar y tomando como base el papel, las latas y otros elementos han creado todo un muestrario de juegos. La amenaza del plástico en los océanos está también presente por obras e iniciativa de la Residencia Guzmán el Bueno, cuyos alumnos explicaron el impacto real sobre la supervivencia de especies y cómo actúan los residuos que olvidamos en la playa. Otra invitación expresa a reutilizar, reciclar y reducir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here