El consumo de carne mechada y pata al horno desciende a la mitad

0
113

Puede que oiga las palabras carne mechada y reaccione como al que le ha mordido un perro y se diga “quita, quita, que yo carne mechada, después de la que se ha liado…”. Porque sí, ahora este es el estado de opinión entre los consumidores, el centro de las conversaciones de las carnicerías de pueblo y el causante de que nos tiremos dos horas mirando el etiquetado de todo lo que compramos.

Pero más allá del revuelo mediático, y del lógico malestar por los fallecidos por la listeriosis o la preocupación por los que aún siguen ingresados, la realidad es que la desinformación y los comentarios o informaciones falsas que se vierten en las redes sociales pueden causar daños muy importantes.

El primero de ellos, el descenso en el consumo y, por tanto, pérdidas tanto para las empresas que se dedican a la fabricación, distribución o venta de este tipo de productos. Raquel Ruiz Galán, gerente de la cadena de supermercados Ruiz Galán, con 25 tiendas en el Campo de Gibraltar, fija en un 50 por ciento el descenso en las ventas de carne mechada y pata al horno.

“Estos son los dos productos que se han visto más afectados, aunque nunca hemos vendido esa marca y ni siquiera se distribuye por el Campo de Gibraltar. Lo que ha ocurrido con la listeria ha sido en una empresa muy concreta, por un fallo sanitario en una maquinaria y por la falta de controles. Pero una vez que se ha retirado ese producto, no hay que temer nada más”, explica la gerente de Ruiz Galán, quien confiesa que ambos elaborados tenían un alto consumo en la zona hasta que se ha producido esta crisis.

Raquel Ruiz Galán recomienda a los consumidores que compren productos elaborados en establecimientos autorizados, con sus registros sanitarios y una trazabilidad fijada. “Tenemos que tranquilizar a la población pero al mismo tiempo aconsejarle que no adquieran productos muy baratos o que podrían estar en mal estado si no se está asegurada una elaboración adecuada”, añade la gerente.

Icarben, una de las empresas proveedoras de la cadena de supermercados, se ha visto obligada a emitir un comunicado en el que informa a los consumidores de su desvinculación de la alerta sanitaria hecha pública el pasado 15 de agosto.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here