Detenida una pareja que intentó sobornar a un policía nacional en Tarifa

355
arcgisa


Agentes de la Policía Nacional han detenido en Tarifa a una mujer y a un hombre de 49 y 47 años de edad como presuntos autores de un delito cohecho. Los detenidos intentaron sin éxito sobornar al policía nacional que estaba en el filtro de la frontera, para que no revisaran el vehículo antes de embarcar en el ferry con dirección Tánger-Ville. Entre sus pertenencias los agentes de fronteras localizaron 99.500 euros ocultos en el interior de botes y cajas de perfumes junto con numerosos smartphone y tres ordenadores portátiles.

La intervención se inició en el filtro de salida dirección a Marruecos donde un agente solicitó a dos ciudadanos británicos, de origen marroquí, la documentación exigible para el cruce fronterizo. Los viajeros que pretendían salir de España se mostraron en actitud nerviosa mientras entregaban sus pasaportes al policía. El agente detectó en el interior del pasaporte, una alta cantidad elevada de dinero, en clara referencia a que el funcionario omitiera sus obligaciones de control fronterizo a cambio del mismo.

En ese momento, el agente solicitó la colaboración de otros policías cercanos, relatando lo sucedido y procediendo a inspeccionar el vehículo y a sus ocupantes minuciosamente. Fruto de esta inspección, se obtuvieron escondidos en distintos huecos del coche, cajas de perfume y otros dispositivos, la cantidad de 99.500 euros todos en billetes de 100 euros y perfectamente envueltos en plástico. Igualmente, se localizaron 17 teléfonos de última generación, varios ordenadores portátiles y tablets.

Por tales hechos, los viajeros fueron detenidos por un presunto delito de cohecho, procediendo a la intervención del material y a la disposición del dinero conforme a la orden de declaración de movimientos de medios de pago en el ámbito de la prevención del blanqueo de capitales. Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2  en funciones de guardia en la ciudad de Algeciras.