José Muñoz, una vida dedicada a la música

José María Muñoz Manso será este año pregonero de la Real Feria y Fiesta de septiembre.

740
Foto: Arturo Umbría.
arcgisa


Ni una, ni dos, sino hasta tres agrupaciones. José María Muñoz, Pepe para los conocidos y amigos, es el encargado de dirigir la banda municipal, la coral de Tarifa y el coro de cámara Ars Morendi. Una tarea que combina con sus clases como profesor de conservatorio. 

La pasión por la música surge en él desde muy pequeño. “Llevo toda la vida en esto. Cuando era un crío me apunté a la coral de Tarifa y ahí nació esta afición”, explica Pepe, que continuó su formación musical en Tarifa, Cádiz y Sevilla. 

Desde hace más de veinte años es profesor de conservatorio en la especialidad de guitarra, dando clases en los centros de Algeciras y La Línea. Un trabajo que compagina con la dirección de estas tres agrupaciones de Tarifa, en las que tiene a su cargo a más de un centenar de personas.

José María Muñoz es el encargado de dirigir la banda municipal, la coral de Tarifa y el coro de cámara Ars Morendi. Una tarea que combina con sus clases como profesor de conservatorio. 

“Cada agrupación es totalmente diferente y cada una tiene su encanto. La banda municipal de música ha alcanzado un nivel muy alto, el coro es un grupo reducido más técnico y la coral de Tarifa está formada por aficionados que aman la música, a los que les encanta cantar, pero que no son profesionales. Ensayan mucho y montan programas complejos desde la más pura afición. Es un trabajo más de memoria y desde la pasión”. Cada agrupación cuenta con sus días y horas de ensayo. “Trabajamos de lunes a domingo, en cualquier momento, por la tarde, por la noche, los fines de semana. Salgo de un ensayo y me meto en otro”. 

Foto: Arturo Umbría.

Una vida volcada en la música.”Son muchas horas de trabajo con cada uno de los tres grupos. Una vida dedicada por completo a la música y que también hay que conciliar con la familia. Tengo la suerte de que mi familia también está muy implicada en esto. Mis dos hijos son músicos y mi mujer es cantante. Así que lo entienden y además participan en ello.

A pesar de todas las horas de trabajo, siempre acaba mereciendo la pena. “La música me aporta mucho. Me quedo con la sensación de estar haciendo algo que sirve. Es fantástico tratar de enseñar todo lo que sé a personas que, en muchos casos, no han tenido ninguna formación o vinculación musical y que son capaces de absorber lo que comparto con ellos y transmitirlo en los conciertos. Sin duda me quedo con esto, con la dedicación a los demás y a estas tres agrupaciones que deben perdurar en el tiempo. Ahora me toca a mí estar al frente de ellas, pero mi objetivo es que cuando yo deje de estar aquí continúen”.

Este tarifeño agradece el apoyo y el calor de sus vecinos. “Éste es un trabajo reconocido por la gente del pueblo. Son agrupaciones con una larga trayectoria; en la banda municipal llevamos más de 25 años, la coral de Tarifa cumple 45 y el coro de cámara lo fundamos en el 98. Así que sí, sentimos mucho el apoyo del pueblo, que asiste siempre a nuestros conciertos. El reconocimiento de las instituciones también se tiene, pero falta muchísimo por hacer. Tarifa es una población con una afición importante a la cultura, pero donde todavía falta dar un paso más y en el que deben trabajar todas las administraciones. Ya se han dado algunos pasos, pero queda mucho por hacer.