La Escuela de Circo Volátil, donde se une deporte y arte

335
Foto: Sara Rodríguez.


Sara Rodríguez es una madrileña que en 2012 se mudó a Tarifa por amor. En este municipio del sur decidió instalarse y dedicarse a una de sus pasiones, el circo. Para ello, fundó la Asociación Circo Volátil junto a dos de sus amigas. Una de ellas, Gema Conejo, sigue inmersa junto a ella en este proyecto al que ya se han sumado otros dos profesionales, María Mateo y Miguel Julián Rodríguez.

La Escuela Circo Volátil imparte clases de acrobacias aéreas, suelo, malabares y equilibrismo a niños y adultos a partir de los 3 años, sin límite de edad, en el Polideportivo Municipal ‘La Raqueta’. Con ellas, que cuentan con una parte dirigida y otra libre, pretenden fomentar la creatividad y el movimiento, algo que normalmente “no se aprende en las escuelas convencionales”.

En Circo Volátil cuentan con una gran cantidad de materiales para que los alumnos puedan practicar sus habilidades, como mazas, pelotas, aros, cables tensos, monociclos y rulos, entre otros. “El circo aúna deporte y arte sin competitividad. Se trata de aprender pasándolo bien y superando los propios límites, solo compites contra ti mismo”, explica Sara.

La profesora comenta que en la escuela hay “muy buen ambiente” y que prima la cooperación. Además, cada fin de curso los alumnos realizan un espectáculo en el Teatro Municipal en el que muestran sus creaciones al público.

Actualmente, la escuela cuenta con unos 70 alumnos, divididos en cuatro grupos según sus edades. El primero, para niños de entre 3 y 4 años; el segundo, para los que tienen entre 5 y 7; los de entre 8 y 11 años forman el tercero; y por último, los adultos y los jóvenes entrenan juntos en otro grupo. La cuota mensual es de 35 euros para un día a la semana y de 55 para dos días. “Muchas personas piensan que de adultos ya no se puede hacer circo y nada que ver, de hecho yo empecé a los 21 años”, recalca Sara.

Sara y María Mateo son especialistas en acrobacias aéreas; Gema es profesora de educación física; y Miguel Julián, más conocido como Mike Dosperillas, es malabarista, equilibrista y payaso.

La Escuela Circo Volátil también imparte clases algunos días en ‘El Corral de la Paca’ y ‘Gravity Work Outs’, en Jimena de la Frontera y Conil de la Frontera, respectivamente.