Detenida una red que pasaba inmigrantes que saldaban su deuda vendiendo drogas

103
Un agente de la Policía Nacional, en imagen de archivo.
arcgisa


Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco miembros de un grupo criminal que presuntamente traficaba con inmigrantes marroquíes cruzando el Estrecho de Gibraltar en patera. La organización aprovechaba cada viaje para trasladar e introducir en España sustancias estupefacientes desde Marruecos. Cada víctima debía pagar 1.500 euros a la organización y les ofrecían la posibilidad de saldar la deuda trabajando en plantaciones agrícolas en Motril (Granada) o vendiendo los estupefacientes que introducían.

La operación finalizó con la detención de cinco personas por favorecimiento de la inmigración ilegal, tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y contra los derechos de los trabajadores extranjeros. La organización contaba con una perfecta coordinación y reparto de roles. Dos de sus miembros residían en Tánger, desde donde captaban a personas interesadas en entrar ilegalmente en España cruzando el Estrecho de Gibraltar en patera.

También se encargaban de organizar los viajes para que una vez que llegaban a las costas de Granada, fueran trasladados a un piso de la localidad de Carchuna, municipio de Motril, de forma que evitaban ser detectados por la Policía.

La organización criminal no exigía el pago del viaje a los interesados por adelantado sino que les ofrecían la posibilidad de saldar su deuda de 1.500 euros trabajando irregularmente en plantaciones agrícolas de Motril o vendiendo las drogas que habían introducido durante su viaje. La Policía detectó, en diversas ocasiones, que si no pagaban las cantidades pactadas o se negaban a seguir trabajando, los miembros de la organización les amenazaban llegando incluso a producirles lesiones graves a varios de ellos.

Tras la investigación, se realizó una entrada y registro en el piso de Carchuna donde los agentes encontraron a cinco inmigrantes ilegales, además de localizar pequeñas cantidades de hachís y marihuana. Finalmente se procedió a la detención de los cinco miembros de la organización, cuatro marroquíes y un español, por favorecimiento a la inmigración ilegal, tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y delitos contra los derechos de los trabajadores.