El Colegio de Veterinarios pide prudencia ante la llegada del virus del Nilo

38
Jesús Fernández, secretario del Colegio de Veterinarios de Cádiz.

El Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Cádiz ha pedido a la población prudencia y colaboración ante la llegada del Virus del Nilo a la provincia de Cádiz. Asimismo, ha hecho constar el “papel fundamental” de los veterinarios con su “labor constante de control y vigilancia en coordinación con los estamentos implicados”, concretamente, las administraciones competentes como la Junta de Andalucía como máxima autoridad en materia sanitaria de la provincia y con los ayuntamientos implicados.

En una nota, el Colegio de Veterinarios ha precisado que en situaciones como la que se está produciendo el papel de los veterinarios comprende en ser terapeuta de equipos, asesor de la administración para la correcta aplicación de los planes de contingencia en cada municipio, el control oficial epidemiólogo de la población animal y como experto colaborador con el servicio de epidemiología de la Consejería de Salud de la Junta.

Así, ha señalado que, tras declararse oficialmente cuatro casos de fiebre del Nilo Occidental en la provincia, los veterinarios gaditanos de las administraciones públicas están trabajando en la implantación del plan de actuaciones en las zonas adecuadas, lo que supone la realización de las encuestas epidemiológicas con vistas a realizar dichas actuaciones.

Los veterinarios, desde la administración pública, de ganadería y de trabajo de campo en general, ejercen a diario la vigilancia y control de esta enfermedad, así como de otras muchas, por lo que desde el Colegio de Veterinarios se ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y serenidad de la población.

El Colegio de Veterinarios ha recordado que resulta fundamental como medida de prevención el usar mosquiteras en puertas y ventanas, no encender las luces interiores al atardecer, evitar paseos entre el amanecer y el anochecer, evitar paseos en cualquier tramo horario en zonas de matorral y humedales, correcta higiene corporal, evitar perfumes fuertes, emplear ropa que cubra bien y usar los repelentes de insectos de un modo racional y responsable. También es importante que la colaboración ciudadana para evitar zonas encharcadas por desajuste de riego, realizar correcta hibernación de piscinas y albercas.

Asimismo, ha explicado que tras la picadura del mosquito, el periodo de incubación es de 3 a 14 días y la fase de viremia es leve y breve (de 4 a 8 días). No existen vacunas contra esta patología, en humano, y su tratamiento debe ser con analgésicos y si se llega a la gravedad hay que hospitalizar al paciente.

El Colegio de Veterinarios ha indicado que es importante señalar que no todos los mosquitos están infectados y que no todas las personas que son picadas por un mosquito infectado contraerán dicho virus. El 80 por ciento de las personas infectadas son asintomáticas y sólo una pequeña parte de este porcentaje presenta encefalitis. Lo realmente importante, insiste Colvet Cádiz, es prevenir las picaduras de los mosquitos en general.