Solución para el colegio de Bolonia

103
Maquinarias ya trabajan para colocar los módulos en el colegio de Bolonia.

El desacuerdo que mantenía sin ir a clase a unos 70 alumnos del Colegio Público Rural Campiña de Tarifa-El Lentiscal, de Bolonia, se ha solventado. La presión de los padres ha servido para que el Ayuntamiento de Tarifa y la Consejería de Educación hayan llegado a un acuerdo y el módulo previsto para ampliar el centro va a ser situado donde exigía la asociación de madres y padres. De hecho, maquinarias y trabajadores trabajan en la zona para preparar su instalación.

Los padres de los alumnos del Campiña de Tarifa decidieron no llevar a sus hijos al colegio por la falta de espacio debido al aumento de la ratio y al estar en desacuerdo con la ubicación prevista en un primer momento para la instalación de unos módulos prefabricados que iban a entorpecer la entrada y salida y restaba zona de recreo. El AMPA exigía que estos se situasen en una zona trasera del colegio, en un espacio cedido por el Ayuntamiento de Tarifa a Educación.

Un trámite impedía esta posibilidad que se ha solventado tras un acuerdo entre ambas partes a través de la Agencia Pública de Educación. En los próximos días se instalará el módulo y los alumnos, por fin, iniciarán el curso.