“Crónicas de Tarifa. 1955-1959”, el nuevo libro de la colección Al Qantir, a partir del día 26

18
Biblioteca pública de Tarifa, uno de los edificios inaugurados en los años 50

El próximo lunes 26 se presentará a través de Televisión Tarifa el nuevo número de Al Qantir que lleva el título “Crónicas de Tarifa. 1955-1959”. Por causa de la pandemia, la presentación será a puerta cerrada y transmitida por la televisión local después del informativo del lunes.

El nuevo ejemplar de Al Qantir, que lleva el número 26 de la colección, recopila más de seiscientas noticias acaecidas en Tarifa entre los años 1955 y 1959, lo que permite tener una idea precisa de cómo era la vida en la localidad a final de los años cincuenta. Ciento cincuenta fotografías y grabados de la época completan la información sobre aquellos años.

La recopilación de las noticias ha sido realizada por Mariluz Muñoz Ruiz, mientras que Wenceslao Segura González las ha editado y es el autor del estudio de aquel periodo histórico.

El libro “Crónicas de Tarifa. 1955-1959” está dedicado a la memoria de Imeldo Ferrera Reyes y Manuel Alba Santamaría, músico militar el primero y delegado del Frente de Juventudes el segundo, que lograron crear una rondalla y luego una banda de música que fueron un orgullo para Tarifa y que por su excelente calidad artística causaron admiración en todas las poblaciones por donde actuaban.

Las principales fuentes documentales del libro han sido la prensa de la época, especialmente el Diario de Cádiz, las actas municipales y otros documentos, entre los que destacan los hallados en el magnífico archivo de Juan Navarro Cortecejo.

Una década que mejoró la vida de los tarifeños

En la segunda mitad de la década de los cincuenta, los tarifeños vieron mejorar su calidad de vida, dejando atrás la hambruna de los años cuarenta que se prolongó en Tarifa hasta los primeros años cincuenta. Las buenas condiciones meteorológicas fueron muy beneficiosas tanto para el campo como para la pesca, al igual que ocurrió con la almadraba que tuvo récord de capturas; igualmente fueron buenos años para la industria conservera.

Los servicios públicos tuvieron una sensible mejoría, se inauguraron por aquellos años el matadero municipal, la biblioteca pública, la guardería, el edificio de Correos, el Hogar del Frente de Juventudes, se renovó el servicio de recogidas de basuras y se implantó el servicio automático de teléfonos, entre otras mejoras.

Otro importante avance que se registró en Tarifa a final de los años cincuenta fue el inicio de un plan de construcción de viviendas sociales, cuya falta era una de los principales problemas ciudadanos.

A pesar de los avances registrados, Tarifa seguía teniendo numerosas deficiencias, como la falta de electricidad en Facinas y Tahivilla, la no escolarización de muchos niños de la campiña, el deficiente abastecimiento de agua o la falta de escuelas.

Este nuevo ejemplar de Al Qantir, igual que todos los anteriores, se puede descargar libremente desde la página web www.alqantir.es. La colección Al Qantir comenzó a publicarse en el año 2003 y es editada por la asociación Proyecto TARIFA2010.