“Si no somos un área metropolitana a efectos de movilidad, muchos negocios tendrán que cerrar”

El presidente de la Federación de Empresarios de Cádiz (FEC) en el Campo de Gibraltar, Francisco Arroyal, advierte en una entrevista en 8Directo sobre la grave situación que atraviesa la comarca

9
Paco Arroyal, en un momento de la entrevista

Empresarios y comerciantes del Campo de Gibraltar vienen haciendo un llamamiento en estos días para que se considere el arco de la Bahía de Algeciras como lo que a efectos prácticos es: un “gran área metropolitana”, que se está viendo sensiblemente afectada por las nuevas restricciones de movilidad entre municipios anti Covid-19. Así nos lo confirmaba el presidente del consejo territorial de la Federación de Empresarios de la provincia de Cádiz (FEC) en la comarca, Francisco Arroyal, en una entrevista para 8Directo, advirtiendo que, si las administraciones no tienen en cuenta esta singularidad y estas peticiones, “muchos comercios mejor que cierren durante toda la pandemia”.

Se refería Arroyal a los comercios, restaurantes y establecimientos hosteleros ubicados en zonas como las de Guadacorte y Palmones, en el término municipal de Los Barrios, o Sotogrande, Alcaidesa y Torreguadiaro, en el de San Roque, así como en la Estación de San Roque y la carretera entre Castellar y Jimena. Pocos de estos negocios fueron pensados en su día para un público exclusivamente local, y las actuales limitaciones de desplazamientos entre municipios, sumadas a las ya anteriores restricciones horarias, pueden ser su ruina.

“Somos un área metropolitana, y quisiéramos que se nos considerara como tal”, comentó Arroyal, recordando, además, que el Campo de Gibraltar es de las pocas zonas de Andalucía que se encuentra en Nivel 3 de Alerta (mientras que casi toda la comunidad lleva semanas en Nivel 4). “Hemos hecho y estamos haciendo bien los deberes con respecto al Covid”, comentó el portavoz de la FEC, asegurando haber hablado ya con algunos pequeños empresarios que incluso “han llegado a bajar en un 90% su facturación”.

La Federación de Empresarios, cuyo comité se reunión en estos últimos días para analizar la situación, no pierde la esperanza de que esta reclamación sea escuchada antes de que sea demasiado tarde, y cree que las actuales medidas, pese a las ayudas anunciadas, siguen siendo insuficientes. “Hacen falta ayudas directas, pero para un empresario no todo lo arregla el ERTE: hay hipotecas, hay luz, hay un montón de gastos, que no sólo son las nóminas… Al final, muchas empresas tendrán que cerrar, y eso se traducirá en más paro, en una comarca que ya bastante castigada está”. A los ayuntamientos y otras instituciones menores, como la Mancomunidad o Diputación, desde la FEC no sólo piden bajada o reducción de tasas e impuestos, sino también que se agilicen las obras públicas que tengan previstas para 2021 o 2022, porque “el de la construcción es un sector importante, que genera empleo, y si esos trabajos empezaran ya se aliviaría mucho la situación”.

Por lo que respecta a la hostelería y el turismo, uno de los sectores más afectados por la crisis actual, Arroyal ofreció algunos datos que permiten hacerse una idea de la gravedad de la situación: “En el Campo de Gibraltar hay ya 4 hoteles que han cerrado, y se espera de que en este mismo mes de noviembre cierren algunos más, porque no tienen clientes, y se espera también que cierren el 35% de los comercios”, comentó el representante de la FEC, recordando que los datos, a nivel nacional, también son preocupantes. “Se calcula que, en toda España, 100.000 establecimientos de hostelería van a tener que cerrar”.

El Brexit y el tren, otras dos grandes preocupaciones

En otro orden de cosas, los empresarios de la provincia también están preocupados por los efectos que la aplicación del Brexit pueda tener para la economía de la zona, así como por la situación del ferrocarril, sobre la que se demanda más unidad y más efectividad a la hora de hacer llegar el sentir del Campo de Gibraltar, planteando incluso la posibilidad de llevar a cabo una manifestación en Madrid. “Tenemos que conseguir el tren que necesitamos, y para ello hay que aunar todas la voces, pero no aquí en la comarca, ni en Algeciras, donde por supuesto sabemos la falta que hace, sino hacerlo fuera, donde de verdad se toman las decisiones”, comentó en 8Directo Francisco Arroyal, considerando que “una gran manifestación en Madrid nos daría mucha más visibilidad que 40 ó 50 pequeñas concentraciones en el Campo de Gibraltar”.

En otro orden de cosas, la Federación de Empresarios ha valorado como “muy positivos” los avances del proyecto del Fondo de Barril, que “es el proyecto privado más grande en cuanto a inversión de España entera en 2020”. Según recordó Arroyal, “se van a invertir mil millones de euros de capital privado para ampliar la refinería y se van a crear para su ejecución 3.000 puestos de trabajo”, por lo que no queda sino confiar en que “salga adelante lo antes posible”.

Los empresarios de Cádiz también abordaron en esa última reunión el proyecto de la presa de Gibralmedina, que actualmente “está parado” y cuya reivindicación se pretende llevar ante el Gobierno central, teniendo en cuenta lo que supondría ese trasvase para el embalse de Guadarranque. “Hay agua cuando no nos hace falta y cuando nos hace falta no hay agua”, comentó al respecto Francisco Arroyal, explicando que “se pierden 700.000 hectómetros cúbicos de agua cada año, mientras que en verano se pasan penurias en algunas poblaciones”.