Adelante Tarifa denuncia que la Junta deniega la vuelta de una niña al colegio de toda su vida escolar

La pequeña se trasladó unos meses a Loja, donde tiene familia, tras un grave accidente sufrido por sus padres, pero al retornar, Educación alega que supera el ratio permitido

345
Vista aérea de Tarifa.

Adelante Tarifa ha denunciado públicamente que la Delegación Territorial de Educación y Deporte en Cádiz de la Junta de Andalucía haya denegado el regreso de una menor de la localidad a la plaza ocupada durante toda su vida escolar.

Adelante Tarifa ha tenido conocimiento de que la Delegación niega a una menor tarifeña a regresar a su colegio de siempre tras una ausencia de aproximadamente tres meses motivada por la hospitalización de sus padres después de que sufrieran un gravísimo accidente de coche en el que fallecieron dos ocupantes del vehículo.

Los padres de la menor, la menor y su hermana tuvieron que trasladarse a Loja por unos meses donde unos familiares se hicieron cargo de los cuidados de las niñas y donde la menor estuvo escolarizada excepcionalmente y sin inconvenientes durante el segundo trimestre.

Tras su mejoría, los padres han solicitado la reincorporación de sus dos hijas a sus centros educativos de siempre, pero a la menor de 8 años se le ha denegado la escolarización en su colegio alegando que ello supondría superar la ratio de 25 alumnos por clase legalmente establecida, a pesar de que su hermana mayor sí ha sido admitida en este mismo centro.

Adelante considera que la Delegación simplemente interpreta la norma en perjuicio de la familia. La coalición ha señalado que podría deberse a que el padre de la menor es un delegado sindical de la Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores en Andalucía (USTEA) que ha denunciado en Fiscalía a la Delegación por ratios sobrepasadas en las aulas de la provincia de Cádiz.

“El límite de 25 alumnos y alumnas por aula que alega la Delegación para denegar la escolarización es superado en otras aulas del mismo centro por otros motivos excepcionales expresamente tasados en la norma, y desde el inicio de curso, pero en el caso de la menor sólo serían dos meses, hasta final de curso y con el objetivo de que la niña se sienta lo mejor posible, junto a su hermana, tras un proceso tan traumático y avalado con una profusa documentación médica aportada a la Delegación”, ha señalado la agrupación.

Adelante cree, en línea con la comunidad educativa de Tarifa, que existen razones suficientes para admitir a la menor en su centro y que ello contribuirá a la mejor recuperación de la familia. Los padres lejos de haberse recuperado totalmente, continúan convalecientes, por lo que precisan de los servicios extraescolares de comedor y de aula matinal que presta el colegio donde solicitan el reingreso, de los que además eran usuarias las niñas con anterioridad al accidente.